Mi Pequeña Huella Sustentable: Un Viaje Voluntario

Comenzar a planear un viaje puede llevarnos considerable tiempo, incluso años.

Ese fue mi caso.

Conocí la importancia de Costa Rica para el Ecoturismo mundial cuando todavía estaba en la universidad. Leíamos mucho sobre las políticas de protección de la diversidad de especies y la cantidad de territorio que se encuentra debidamente conservado dentro de numerosos parques nacionales y áreas protegidas de ese pequeño país.

En una clase de turismo y ecología descubrí una organización que recibe estudiantes extranjeros para que colaboren con tareas asociadas a la conservación de especies animales en peligro de extinción, mantenimiento de senderos, tareas de educación ambiental y apoyo a la comunidad, entre otras actividades. Así fue que comenzó mi interés en querer participar en un programa de voluntariado internacional.

Para mí, viajar implica un intercambio; un descubrimiento interior; un dejar de ser uno mismo, para ser uno con algo nuevo más; es el comienzo y el fin; el aprendizaje constante y es todo esto y tanto más que no podría terminar de narrar.

Al cabo de un tiempo y con mis vuelos comprados, comenzó la larga espera, hasta que por fin llegó el día de mi viaje.

Costa Rica es un país turístico por naturaleza, en el cual reina la sonrisa genuina y los buenos modales son moneda corriente donde quiera que vallas. Ya en el avión, conexión desde Panamá, se comienza a percibir lo que vendrá…mucho calor, sabores intensos, servicio personalizado y seguridad, son algunas de las ventajas comparativas que posee este país con respecto a otros destinos del Caribe.

En Costa Rica reciben al turista de una forma verdaderamente profesional, lo que provoca que las personas lo recomienden e incluso ansíen volver. Es que los ticos y ticas, como se llaman a sí mismos los costarricenses, están más que dispuestos a ayudar, aconsejar y guiar. Ya sea a partir de su actitud positiva y solidaria, como por medio de sus expresiones típicas, en las cuales proliferan palabras de cortesía innata, por ejemplo “con mucho gusto” o el clásico “pura vida” utilizado básicamente para acompañar cualquier frase.

Será por la condición anfitriona de los ticos, por la inmensa biodiversidad de su pequeño país o simplemente por ser parte del Caribe y su magia, que Costa Rica recibe cada año aproximadamente 2 millones de turistas extranjeros que aportan a la principal fuente de divisas económicas del país, además de un sin fin de beneficios indirectos.

Seguramente la respuesta correcta se encuentra en la combinación de todos estos factores que hacen que este maravilloso país sea uno de los destinos turísticos más elegidos a nivel mundial.

A través de los siguientes posts, trataré de expresar a través de mi visión personal, mis días como Voluntaria del Proyecto de Conservación de Tortugas Marinas en Playa Montezuma, Puntarenas, Costa Rica, el cual realicé durante el mes de junio y julio del año 2013, por medio de la Asociación de Voluntarios para el Servicio en Áreas Protegidas (ASVO) http://www.asvocr.org/

Momentos de introspección y reflexión fueron cotidianos por aquellos días. Paciencia y tolerancia han sido algunas de las cualidades que cultivé. El haber cumplido otra de mis metas, siendo una parte ínfima, pero vital en el camino de la conservación de la biodiversidad, no me ha dejado dudas para donde quiero que se enfoque mi carrera de ahora en adelante.

Compartir mi experiencia ansío que plante en ustedes la semilla del interrogante sobre cómo poder ayudar, sea cual sea nuestra posición, lo importante es comenzar.

Mi aprendizaje personal el cual pretendo compartir y divulgar es que desde nuestra pequeñez, juntos podemos crear inmensidad…

Image

3 respuestas a “Mi Pequeña Huella Sustentable: Un Viaje Voluntario

    1. Muchas gracias por tu comentario! Sí, fue una experiencia sumamente enriquecedora y si bien en lo que participé fue un programa de voluntariado internacional, para el cual hay que asumir ciertos gastos de transporte, estadía, etc., es muy válido también detectar en qué podemos colaborar en nuestra comunidad local. Muchas veces no es necesario irse lejos, sino dar vuelta la esquina…

      Me gusta

Escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s