Iguazú: 3 noches/4 días!

Viajamos con aerolineas.com.ar desde Aeroparque (BA) directo a Iguazú. El vuelo dura 1:55Hs. por lo que no dan refrigerio (Sólo bebidas y café) y al regreso debido a “turbulencias” no nos dieron ni eso! En fin…llegamos al Aeropuerto Internacional de Iguazú a media mañana y nuestro chofer/guía de turismo/compañero local “Luis” (Que habíamos contactado por Whatsapp desde Buenos Aires a través de un conocido de la genia de mi cuñada) nos estaba esperando con una amable sonrisa, vestido prolijamente de mangas cortas y con un cartelito con el apellido de mi mamá, la agasajada del viaje familiar 😉

Luis nos llevó directo al Hotel “Loi Suites Iguazú” ya que llegamos con la idea de disfrutar el sol y la pile todo el día! 🙂 El Hotel se encuentra ubicado en un sector de la Selva Iryapu donde en los últimos años se han desarrollado numerosos emprendimientos hoteleros, y en el cual está próximo a inaugurarse el Hotel de lujo Awasi Iguazú Relais & Chateaux (Quien se suma a la Familia Awasi de San Pedro de Atacama & Patagonia Chilena).

Las instalaciones son de primer nivel, el sector del Bar Outdoor y la piscina están muy bien logrados; nos tomamos un masaje en el Spa de muy buena calidad. El desayuno con variadas opciones, muy lindo detalle el servicio de mate y torta fritas. Dentro del predio se puede salir a caminar por senderos bien señalizados y bajar a una playita en la rivera del Río por medio de un funicular. Muy novedoso!

Al final del post, detallo algunos aspectos a mejorar sobre el Hotel Loi Suites Iguazú.

Al otro día (Día 2) nos fuimos a recorrer el Parque Nacional Cataratas del Iguazú, Lado Argentino. Llegamos a eso de las 10:00 am y salimos a las 17:00Hs. app. La tarifa del parque 2017 es de $260.- pesos argentinos por persona adulta. Se puede ver toda la info del parque en www.iguazuargentina.com. El día nos alcanzó perfecto para recorrerlo todo! Comenzamos tomando el trencito hacia la Garganta del Diablo, para evitar la congestión de la tarde. La sensación de inmensidad al estar enfrente de este salto imponente de agua es simplemente indescriptible, volvería 1000 veces más!!!

Luego, almorzamos en uno de los puestos de comida rápida disponibles (Los precios bastante razonables, una hamburguesa con queso + papas + gaseosa $170 pesos argentinos por persona). ¡Ojo con los coatíes que andan por todos lados intentando robar comida a toda costa! Más tarde, continuamos caminando por el Circuito Superior y por último el Circuito Inferior. Nos quedó pendiente para la próxima cruzar a la Isla Martín García y hacer el paseito en catamarán por debajo de algunos de los Saltos más importantes del parque.

El día 3 Luis nos fue a buscar a eso de las 09:30 am (Siii nos cuesta levantarnos temprano, especialmente a mi jeje) y cruzamos la frontera hacia Foz de Iguazú. La tarifa de este parque para residentes del Mercosur es de 40 Reales (215 pesos argentinos por persona adulta app). Si bien la vista es igualmente espectacular, el lado argentino es mucho más imponente y la cercanía con la Garganta del Diablo es realmente incomparable. Del lado brasilero apenas cruzas la entrada, te hacen tomar un micro por unos 15 minutos hasta la parada de las pasarelas. En el camino el bus hace algunas paradas alternativas para realizar otras actividades (con costo extra) como hiking, bicicleta, kayak y paseos en catamarán. El valor de estas actividades es considerablemente más alto del lado brasilero, especialmente el paseo en catamarán. Para el mediodía habíamos caminado por las pasarelas y recorrido todo el parque. Por lo que decidimos cruzar la ruta e ir a conocer el “Parque Das Aves”. El valor de la entrada es de 40 reales (Igual que las Cataratas Foz de Iguazu). La variedad de aves y plantas autóctonas es extensa, y se pueden apreciar desde una real cercanía. El tucán se lleva todos los aplausos, le encanta ser fotografiado y es super amistoso.

Día 4 –  Por la mañana disfrutamos la piscina y las instalaciones del hotel y tomamos el vuelo de las 16:00Hs. hacia Buenos Aires. (El vuelo más tarde hacia BA era a las 17:00Hs).

Algunos aspectos para MEJORAR del hotel es en cuanto al Servicio y la Gastronomía. Si bien la infraestructura e instalaciones de Piscina y Spa valen la pena y son un oasis en medio de la Selva, hoy en día la ventaja comparativa de las organizaciones turísticas/hoteleras que pretenden formar parte del mercado actual radica en la Experiencia del Huésped, tomando en cuenta sus exigencias, emociones y en la que la mera satisfacción de las necesidades básicas no es suficiente y no garantiza la fidelización del cliente.

No había personal suficiente en la recepción del hotel, la misma persona nos hizo el check in a dos familias al mismo tiempo; tuvimos un malentendido con la cuenta de habitación (la cual nos la hicieron pagar al 100% al check in) y el recepcionista nos llamó a la habitación para pedirnos que nos acercáramos urgente a la recepción porque faltaba dinero que él no encontraba. Luego de la resolución del caso, la compensación que nos iban a dar fue informada por otro recepcionista antes de que entráramos a tomar los masajes (Un peor momento y sentido de la oportunidad no pudieron encontrar), nos ofrecieron un “upgrade” de categoría una vez que ya estábamos completamente instaladas y al rechazarla amablemente hasta ahí llegó todo el resarcimiento ofrecido. Nadie más se nos acercó a preguntar cómo estábamos por los próximos tres días. De Gerencia ni noticias. Ni siquiera al check out nadie atinó a ofrecernos unas disculpas, desear buen viaje e invitarnos a repetir una estadía (Algo que creo en esta descarga está quedando más que claro no volverá a suceder). 

Ahora bien, hago un punto y aparte con respecto a la gastronomía. El desayuno fue aceptable con variadas opciones aunque diariamente se repitió la misma oferta.  La cena en el Restaurant a la Carta fue la más desafortunada, con una pasta con salsa rosa que era naranja (?) y un risotto que tenía todo menos la consistencia deseada. Lo que picamos en el bar (ensaladas, empanadas y yuca frita) fue lo más acertado de la gastronomía del lugar. La cual no era para nada barata y dejó mucho que desear en cuanto a presentación de platos, calidad de la comida y servicio de gastronomía.

La época que elegimos para viajar fue el mes de Agosto, nos tocaron días super lindos de sol, calor pero sin tanta humedad (La temperatura máxima fue de 30º)

Comparto algunas fotitos para que los tiente y elijan este destino argentino imperdible!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

 

Escribe aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s