Awasi Patagonia Relais & Châteaux

El Hotel Awasi se encuentra ubicado muy cerca del Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia Chilena. Desde el aeropuerto de Punta Arenas o El Calafate son aproximadamente 5 horas de viaje hasta el hotel. En temporada alta la opción más conveniente es llegar desde el aeropuerto de Puerto Natales situado a tan sólo 2 horas del destino.

30727735_10156213272049259_1827626962336612352_n

Entrando por el camino hacia el hotel no se divisan carteles, ni pistas de cómo llegar, Awasi es un tesoro escondido en un valle de lengas que cambian de color según la estación del año y desde donde alguna vez Florence Dixie, la primera turista inglesa en Patagonia,  supo dibujar las hoy en día famosas Torres del Paine.

 

30741840_10156213272669259_670281108838940672_n

El Hotel cuenta con 13 habitaciones dobles llamadas Villas de 80 m2 y una Master Villa de 120 m2 con capacidad para 4 personas. Las amenidades incluidas son el coffee corner con hervidor eléctrico, cafetera Nespresso, servicio de té, frutas, chips, cookies y minibar de cortesía con aguas, bebidas de fantasía, vinos y cervezas locales; una chimenea que crea una atmósfera de película, caja de seguridad, servicio de lavandería, tina, ducha y cada villa cuenta con su propio hot tub o tinaja de agua caliente privada.

IMG_E4573

Las habitaciones se encuentran separadas unas de otras perdiéndose en la inmensidad del bosque y la estepa, por lo cual se convierten en una opción que busca el lujo austero, el confort y la absoluta privacidad para sus huéspedes. Para llegar de las villas al main lodge, donde se encuentra la recepción, la tienda del hotel, el comedor y el área del lounge, se puede caminar o bien solicitar un pick up en el auto de la recepción.

23

El main lodge se destaca por su calidez, confort y vistas hacia el Lago Sarmiento y las Torres del Paine. Cabe destacar que es el único sector del hotel con conexión wifi, ya que las villas no poseen este servicio convirtiéndose en habitaciones “wifi detox”. En el comedor se sirve el desayuno, almuerzo y cena y por la tarde siempre hay disponible un sector de coffee corner con cafetería y pastelería local. La propuesta gastronómica se destaca por la selección de productos regionales tales como la centolla, el salmón, la liebre, el cordero, el guanaco y los ostiones, conservando las técnicas de cocina francesa con una fusión de cocina latinoamericana actual, de sabores simples, ricos y bien logrados. Otro de los atractivos del lugar es la barra de tragos que preparan los bartenders siempre tratando de sorprender a los huéspedes con creaciones únicas y originales.

IMG_6389

La principal ventaja comparativa de Awasi es que cada villa cuenta con su propio guía personalizado y vehículo 4×4, por lo tanto la flexibilidad es primordial a la hora de organizar el itinerario del huésped adaptándose exclusivamente a sus gustos, preferencias y estado físico.

30741281_10156213271949259_3041367437237813248_n

Las excursiones más interesantes para realizar desde Awasi Patagonia son por supuesto la visita al Parque Nacional Torres del Paine, con sus propios atractivos como las Torres, los Cuernos, el Salto Grande y el Glaciar Grey. La visita al sector de Sierra Baguales, es realmente imperdible y uno de los “must” de la región. Un sitio casi inhabitado donde se puede apreciar un paisaje muy distinto al del parque nacional y caminando por su valle se pueden encontrar hojas fosilizadas de hace más de 20 millones de años. Las cabalgatas y paseos en mountain bike son de los más solicitados, al igual que la observación de flora y fauna, especialmente aves autóctonas y el más buscado puma sudamericano.

50

Awasi Patagonia es parte de Relais & Châteaux destacándose como una de las cuatro propiedades de esta asociación europea en Chile, por lo que todo el equipo trabaja para brindar un servicio de excelencia y superar las expectativas de los huéspedes brindando una experiencia única y memorable acorde con las “5 C de Relais & Châteaux”.

Courtoisie – Charme – Cuisine – Caractère – Calme

IMG_6388

http://awasipatagonia.com/es/

 

 

 

 

 

Frutillar: Tradición, Sabores y Colores

Un poco de historia:

La tradición alemana en la zona de Puerto Varas y Frutillar data del año 1856, luego de que el gobierno chileno lanzara la campaña de colonización europea para poblar este territorio y hacerlo productivo. Las primeras 50 familias habían partido del puerto de Hamburgo, dejando atrás sus hogares, regiones germánicas, en su mayoría.

Por supuesto que los primeros tiempos no fueron fáciles debido a la lejanía y a las condiciones naturales del territorio. Sin embargo, con el paso del tiempo, los nuevos pobladores comenzaron a establecer su economía y fortalecer sus vínculos comunales.

El legado familiar que se ha compartido entre generaciones, sigue haciendo de Frutillar un destino gastronómico por excelencia. Las típicas “onces” o meriendas chileno-alemanas se han convertido en un atractivo por sí mismo.

En la once alemana es infaltable el famoso Kuchen, una tarta de frutas naturales como la frutilla, frambuesa, murta, grosellas, sauco, guinda, o cereza; variedad de pasteles y strudel de manzanas; panecillos para acompañar con diversas pastitas caseras o mermeladas; quesos y jamones regionales, son algunas de las opciones para degustar y sentirse alemán al menos por un ratito.

Cómo llegar:

Frutillar está ubicado en la Región de Los Lagos, en el sur de Chile y se encuentra a 26Km de Puerto Varas, a 40Km de Puerto Montt, a 70 Km de Osorno y a 983 Km de Santiago.

 

 

Valparaíso en 24Hs.

09:00 am Nada mejor que comenzar el día tomando un paseo en lancha por la Bahía de Valpo saliendo desde el Muelle Prat. 

11:00 am Continuar hacia la plaza Soto Mayor, donde se encuentra ubicado el Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2003. 

12:00 am Tomar el funicular El Peral hasta llegar al Cerro Alegre, ícono de la cultura local, poesía, música y arte callejero. Visitar el Museo Municipal de Bellas Artes. 

13:00 Hs. Caminar hasta el Cerro Concepción, perderse en sus callecitas y acceder al Paseo Gervasoni donde se destaca el Museo del caricaturista Lukas. 

14:00 Hs. Almorzar en Norma’s Restaurant, ambiente tranquilo y relajado, menúes diarios de pescados y mariscos preparados al estilo chileno.

16:00 Hs.  Ir a conocer una de las Casas Museo de Pablo Neruda, “La Sebastiana”, ubicada en el Cerro Bellavista. 

18:00 Hs. Tomar un refrescante Pisco Sour o una cerveza helada en algunos de los bares y restaurantes con terraza del Cerro Alegre. Nuestro preferido, el Viá Viá Café & Hotel Art Decó. 

20:00 Hs. Degustar alguno de los platos típicos del Café Vinilo y disfrutar la música en vivo.

22:00 Hs. Abierto de Lunes a Sábados a partir de las 21:30Hs. el MÁSCARA Bar / Night Club Gay Friendly es uno de los íconos porteños.

 

Escapadas: Colonia del Sacramento, Uruguay

CÓMO LLEGAR

Desde el Puerto de Buenos Aires en Ferry, viajan todos los días las empresas: Buquebus, Colonia Express y SeaCat. El trayecto cruza el Río de La Plata y dura aproximadamente 1 hora. Hay opciones para todos los gustos y bolsillos:

www.buquebus.com / www.coloniaexpress.com / www.seacatcolonia.com.ar

QUÉ VISITAR

El pueblito es muy tranquilo y seguro por lo que se lo puede recorrer fácilmente a pie, también se arriendan bicicletas y se ofrecen tours guiados.

Recomiendo comenzar visitando el Barrio Histórico, cruzar el Portón de Campo o Puerta de la Ciudadela y dirigirse hacia la izquierda hasta una de las antiguas murallas que rodeaban la Colonia. Luego continuar recorriendo y perdiéndose por las callecitas empedradas, destacando la famosa Calle de los Suspiros. Más tarde subir al Faro para apreciar la vista de 360º. Llegar hasta la Plaza Mayor y visitar los puestos de artesanías. Continuar visitando la Iglesia y el Museo Portugués de Cerámica. Finalizar el recorrido en el Muelle de Yates. Por el barrio se encuentran variadas opciones gastronómicas, restaurantes y cafés donde sentarse a degustar un típico chivito uruguayo acompañado de una Pilsen helada.

 

12 Segundos de Oscuridad – Jorge Drexler (Cantautor, Músico y Compositor Uruguayo)

Gira el haz de luz
Para que se vea desde alta mar
Yo buscaba el rumbo de regreso
Sin quererlo encontrar
Pie detrás de pie
Iba tras el pulso de claridad
La noche cerrada apenas se abría
Se volvía a cerrar
Un faro quieto nada sería
Guía mientras no deje de girar
No es la luz lo que importa en verdad
Son los 12 segundos de oscuridad
Para que se vea desde alta mar
De poco le sirve al navegante
Que no sepa esperar
Pie detrás de pie
No hay otra manera de caminar
La noche del Cabo
Revelada en un inmenso radar
Un faro para sólo de día
Guía mientras no deje de girar
No es la luz lo que importa en verdad
Son los 12 segundos de oscuridad

PATAGONIA

En ti no nací y te quiero, mi voz ya quiere romperte, tierra mía, los silencios.
Decirte que mi piel tengo del color de ventisqueros. Mis brazos, ya son lengales siempre extendidos al viento, mi voz, juega en coironales vestida de nieve y cielo, cual fruto del calafate ya son mis ojos, tan negros.
Por mis venas corre sangre de los pozos petroleros y me bañan directamente las aguas de los océanos y secan los vendavales humedales de mi cuerpo.
Mis arterias, son canales que navegan los recuerdos; empujan brisas marinas mis antiguos pensamientos. Y que más puedo decirte: Mis nervios son los senderos por los que camina el hombre y la mujer de este pueblo, por los que corren los niños, por el que se van los viejos. Soy parte de la bandera. Aunque un día fui extranjero.
Ahora es mi corazón uno de cinco luceros que forman la Cruz del Sur en ese azul firmamento. En ti no nací Oh mi tierra! No me diste a luz, es cierto, mas cuando mi luz se extinga en ti guardaré mi cuerpo…

Texto: Mario I. Moreno (Raíces Magallánicas)

274.jpg

13
El Chaltén
3
Estancia Perales
363
Kayak en Glaciar Serrano, Parque Nacional Bernardo O’Higgins, Chile
351
Cuernos del Paine, Parque Nacional Torres del Paine, Chile
Torres del Paine II
Las Torres del Paine, 8va Maravilla del Mundo
114
Puerto Natales
24
Cascadas en Fiordo Última Esperanza, Chile
25
Monte Balmaceda, Parque Nacional Bernardo O’Higgins, Chile
26
Glaciar Balmaceda, Parque Nacional Bernardo O’Higgins, Chile
56
Cuernos del Paine II, Parque Nacional Torres del Paine, Chile
57
Cascada Salto Grande, Parque Nacional Torres del Paine, Chile
60
Guanaco
345
Magallanes, Chile
295
Partiendo de Puerto Bories
391
Puerto Natales, Magallanes, Chile
46
Sierra Baguales
25497982_10155878347759259_5631181171329408630_n
El Paraíso en la Tierra
25507986_10155878347704259_6941375610081422933_n
Verano en Patagonia
1599246_10153756409794259_2447289474738614124_o
Ruta Y-290
12188039_10153669142704259_7133579480650861100_o
Los mejores Arco Iris del Mundo
11150567_10153162821389259_5227770361982478410_n
Torres del Paine

Postales de Sydney, Australia

¡MIS IMPERDIBLES!

-Conocer la Opera House, de día y de noche.

-Visitar el Puerto de Sydney, Circular Quay.

-Realizar una Caminata por el Sydney Harbour Bridge.

-Pasear por el Jardín Botánico.

-Perderse por el Centro de la Ciudad.

-Visitar el Luna Park.

-Tomar un Ferry hasta Darling Harbour.

-Visitar el Acuario y dejarse sorprender por la variedad de especies locales.

-Fotografiar un Demonio de Tasmania.

-Probar “Fish & Chips”.

-Visitar las playas de Bondi y Manly.

-Explorar el Street Art.

-Ir a conocer Blue Mountain National Park, tomar el teleférico y el tren más empinado del Mundo.

-Respirar profundamente en el Bosque de Eucaliptos.

-Acariciar un Koala.

-Alimentar un Canguro.

-Contemplar un amanecer.

-Tocar la arena más blanca del Mundo.

-Caminar en la playa con los pies descalzos.

-Tomar un barquito en búsqueda de Delfines y Ballenas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Miniturismo en El Tigre

Stuart & Meryl nos visitan desde Sydney, Australia y visitamos El Tigre.

Ellos ya habían estado en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que esta vez recorrimos un nuevo destino, ideal para realizar Miniturismo, a tan sólo 30 km de la Ciudad y con diversas opciones para entretener a parejas y familias.

Tomamos el Tren Ramal Mitre en Retiro hasta la Estación Maipú, Olivos, donde hicimos combinación con el Tren de La Costa. El tiempo de viaje total fue de aproximadamente 2:00 Hrs. teniendo en cuenta la espera del tren.

El paseo vale la pena especialmente si se decide bajar en cada una de las estaciones e ir recorriendo los barrios más pintorescos: Olivos, San Isidro, San Fernando. El viaje en el Tren de La Costa recorre las 11 estaciones desde Olivos hasta el Delta del Tigre bordeando el Río de la Plata.

Al mediodía llegamos a la Estación Delta del Tigre y luego de caminar algunas cuadras por la Costanera y el Centro llegamos a nuestro hospedaje: Hotel Posada 1810. Una renovada casona estilo colonial, con una ubicación privilegiada sobre la Av. San Martín y a pasos de la Estación Fluvial. Entre los servicios que ofrece se pueden enumerar habitaciones con baño privado, desayuno, estacionamiento y wifi. http://hotelposada1860.com.ar

Luego de acomodarnos, y que nos dejaran hacer el check in un rato antes de la hora prevista, nos fuimos a recorrer las callecitas de El Tigre aprovechando el calorcito de la tarde.

Llegamos al Puerto de Frutos, uno de los paseos de compras de productores regionales y artesanales más importantes de Argentina, el cual desde hace más de 30 años abre sus puertas todos los días del año, incluso a pesar de la lluvia (Oficialmente los únicos días que permanece cerrado son el 25 de Diciembre y el 1º de Enero). Entre los artículos que se destacan encontramos los trabajos en mimbre (Cestos, canastas, lámparas y adornos) y mueblería en general, de pino, de hierro y estilo campestre. Dentro del complejo se emplaza un patio de comidas con diversas opciones donde aprovechamos a almorzar.

Por la noche fuimos al clásico Restaurant TBC Tigre Boat Club, histórico club de remo de la Ciudad, situado en la Costanera frente al Río Luján. La carta cuenta con diversas opciones de pastas, carnes y pescados. El ambiente es agradable y si llegas temprano podes elegir una mesa en la galería con una vista privilegiada. http://vivitigre.gob.ar/item/tbc/

Al otro día nos levantamos temprano y fuimos a recorrer caminando la Ciudad. En los últimos años El Tigre ha apostado por el incremento en la afluencia de Turistas por lo que posee un sistema muy organizado de información, mapas e incluso un propio bus hop on/hop off para recorrer los principales atractivos del Municipio.

Si bien comenzaron a caer unas gotitas (Durante el mes de Julio la temperatura media oscila los 15ºC) no lo dudamos y emprendimos la caminata. Nuestro recorrido arrancó por la Costanera y tomamos el famoso Paseo Victorica, el cual nos guió por sus pintorescos puentecitos junto al río pasando por el Museo Naval de la Nación y algunos metros más adelante llegamos al Museo de Arte de Tigre.

La visita al Museo de Arte de Tigre es simplemente imperdible, el edificio abrió sus puertas oficialmente en el año 2006 y se encuentra ubicado en la antigua sede del Tigre Club, declarado Patrimonio Histórico y Arquitectónico en el año 1979. Los horarios del Museo son de Miércoles a Viernes de 9 a 19Hs. y Sábados, Domingos y Feriados de 12 a 19Hs. Lunes y Martes permanece cerrado. El valor de la entrada es de AR$50.- y la buena noticia es que para los menores de 12 años y los vecinos de El Tigre la entrada es liberada. Los jubilados ingresan gratis los días miércoles. Además, se pueden programar visitas guiadas.  http://mat.gob.ar

Para finalizar nuestro paseo planeábamos tomar una lancha desde el Puerto de Tigre hasta Puerto Madero, atravesando las famosas Islas del Delta y adentrándonos en el Río de La Plata. Lamentablemente por condiciones climáticas se suspendió el viaje por lo que regresamos a la Ciudad nuevamente en Tren y el paseo en lancha quedará pendiente para la próxima vez…!

4
Tren Mitre Estación Retiro
6
El Tigre
15
Hotel Posada 1860
7
Restaurant TBC Tigre Boat Club
8
Costanera de El Tigre
9
Paseo Victorica
10
Museo de Arte de Tigre Exterior I
13
Museo de Arte de Tigre Interior I
12
Museo de Arte de Tigre Interior II
11
Museo de Arte de Tigre Exterior II
14
Stuart, Meryl & I outside the Museum

Iguazú: 3 noches/4 días!

Viajamos con aerolineas.com.ar desde Aeroparque (BA) directo a Iguazú. El vuelo dura 1:55Hs. por lo que no dan refrigerio (Sólo bebidas y café) y al regreso debido a “turbulencias” no nos dieron ni eso! En fin…llegamos al Aeropuerto Internacional de Iguazú a media mañana y nuestro chofer/guía de turismo/compañero local “Luis” (Que habíamos contactado por Whatsapp desde Buenos Aires a través de un conocido de la genia de mi cuñada) nos estaba esperando con una amable sonrisa, vestido prolijamente de mangas cortas y con un cartelito con el apellido de mi mamá, la agasajada del viaje familiar 😉

Luis nos llevó directo al Hotel “Loi Suites Iguazú” ya que llegamos con la idea de disfrutar el sol y la pile todo el día! 🙂 El Hotel se encuentra ubicado en un sector de la Selva Iryapu donde en los últimos años se han desarrollado numerosos emprendimientos hoteleros, y en el cual está próximo a inaugurarse el Hotel de lujo Awasi Iguazú Relais & Chateaux (Quien se suma a la Familia Awasi de San Pedro de Atacama & Patagonia Chilena).

Las instalaciones son de primer nivel, el sector del Bar Outdoor y la piscina están muy bien logrados; nos tomamos un masaje en el Spa de muy buena calidad. El desayuno con variadas opciones, muy lindo detalle el servicio de mate y torta fritas. Dentro del predio se puede salir a caminar por senderos bien señalizados y bajar a una playita en la rivera del Río por medio de un funicular. Muy novedoso!

Al final del post, detallo algunos aspectos a mejorar sobre el Hotel Loi Suites Iguazú.

Al otro día (Día 2) nos fuimos a recorrer el Parque Nacional Cataratas del Iguazú, Lado Argentino. Llegamos a eso de las 10:00 am y salimos a las 17:00Hs. app. La tarifa del parque 2017 es de $260.- pesos argentinos por persona adulta. Se puede ver toda la info del parque en www.iguazuargentina.com. El día nos alcanzó perfecto para recorrerlo todo! Comenzamos tomando el trencito hacia la Garganta del Diablo, para evitar la congestión de la tarde. La sensación de inmensidad al estar enfrente de este salto imponente de agua es simplemente indescriptible, volvería 1000 veces más!!!

Luego, almorzamos en uno de los puestos de comida rápida disponibles (Los precios bastante razonables, una hamburguesa con queso + papas + gaseosa $170 pesos argentinos por persona). ¡Ojo con los coatíes que andan por todos lados intentando robar comida a toda costa! Más tarde, continuamos caminando por el Circuito Superior y por último el Circuito Inferior. Nos quedó pendiente para la próxima cruzar a la Isla Martín García y hacer el paseito en catamarán por debajo de algunos de los Saltos más importantes del parque.

El día 3 Luis nos fue a buscar a eso de las 09:30 am (Siii nos cuesta levantarnos temprano, especialmente a mi jeje) y cruzamos la frontera hacia Foz de Iguazú. La tarifa de este parque para residentes del Mercosur es de 40 Reales (215 pesos argentinos por persona adulta app). Si bien la vista es igualmente espectacular, el lado argentino es mucho más imponente y la cercanía con la Garganta del Diablo es realmente incomparable. Del lado brasilero apenas cruzas la entrada, te hacen tomar un micro por unos 15 minutos hasta la parada de las pasarelas. En el camino el bus hace algunas paradas alternativas para realizar otras actividades (con costo extra) como hiking, bicicleta, kayak y paseos en catamarán. El valor de estas actividades es considerablemente más alto del lado brasilero, especialmente el paseo en catamarán. Para el mediodía habíamos caminado por las pasarelas y recorrido todo el parque. Por lo que decidimos cruzar la ruta e ir a conocer el “Parque Das Aves”. El valor de la entrada es de 40 reales (Igual que las Cataratas Foz de Iguazu). La variedad de aves y plantas autóctonas es extensa, y se pueden apreciar desde una real cercanía. El tucán se lleva todos los aplausos, le encanta ser fotografiado y es super amistoso.

Día 4 –  Por la mañana disfrutamos la piscina y las instalaciones del hotel y tomamos el vuelo de las 16:00Hs. hacia Buenos Aires. (El vuelo más tarde hacia BA era a las 17:00Hs).

Algunos aspectos para MEJORAR del hotel es en cuanto al Servicio y la Gastronomía. Si bien la infraestructura e instalaciones de Piscina y Spa valen la pena y son un oasis en medio de la Selva, hoy en día la ventaja comparativa de las organizaciones turísticas/hoteleras que pretenden formar parte del mercado actual radica en la Experiencia del Huésped, tomando en cuenta sus exigencias, emociones y en la que la mera satisfacción de las necesidades básicas no es suficiente y no garantiza la fidelización del cliente.

No había personal suficiente en la recepción del hotel, la misma persona nos hizo el check in a dos familias al mismo tiempo; tuvimos un malentendido con la cuenta de habitación (la cual nos la hicieron pagar al 100% al check in) y el recepcionista nos llamó a la habitación para pedirnos que nos acercáramos urgente a la recepción porque faltaba dinero que él no encontraba. Luego de la resolución del caso, la compensación que nos iban a dar fue informada por otro recepcionista antes de que entráramos a tomar los masajes (Un peor momento y sentido de la oportunidad no pudieron encontrar), nos ofrecieron un “upgrade” de categoría una vez que ya estábamos completamente instaladas y al rechazarla amablemente hasta ahí llegó todo el resarcimiento ofrecido. Nadie más se nos acercó a preguntar cómo estábamos por los próximos tres días. De Gerencia ni noticias. Ni siquiera al check out nadie atinó a ofrecernos unas disculpas, desear buen viaje e invitarnos a repetir una estadía (Algo que creo en esta descarga está quedando más que claro no volverá a suceder). 

Ahora bien, hago un punto y aparte con respecto a la gastronomía. El desayuno fue aceptable con variadas opciones aunque diariamente se repitió la misma oferta.  La cena en el Restaurant a la Carta fue la más desafortunada, con una pasta con salsa rosa que era naranja (?) y un risotto que tenía todo menos la consistencia deseada. Lo que picamos en el bar (ensaladas, empanadas y yuca frita) fue lo más acertado de la gastronomía del lugar. La cual no era para nada barata y dejó mucho que desear en cuanto a presentación de platos, calidad de la comida y servicio de gastronomía.

La época que elegimos para viajar fue el mes de Agosto, nos tocaron días super lindos de sol, calor pero sin tanta humedad (La temperatura máxima fue de 30º)

Comparto algunas fotitos para que los tiente y elijan este destino argentino imperdible!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

 

Eco Hostería Del Nómade

Cuando estaba terminando la carrera Administración Hotelera, decidí hacer mi tesis de grado sobre aquellos hoteles que tuvieran una visión de negocio sustentable desde su concepción.

Tomé de ejemplo algunos pocos hoteles de la Argentina, el tema de la sustentabilidad recién se empezaba a escuchar y la mayoría habían comenzado hacía muy poco tiempo.

Sin embargo, ningún propietario dudó en ayudarme con información detallada o incluso en dejarme recorrer las instalaciones de los complejos turísticos en los que estaba interesada.

Hoy dia, luego de 4 años de haber finalizado mis estudios, vuelvo a tomar contacto con uno de esos hoteles que llamó particularmente mi atención por representar tanto en la teoría como en la práctica lo que significa el concepto de Hotel Sustentable.

La Eco Hostería Del Nómade, es el proyecto personal de Alejandro y Cecilia, fotógrafos y documentalistas de aventura, fauna y naturaleza, quienes luego de años de viajar por el mundo haciendo lo que más les gusta, llegaron a Puerto Pirámides con el sueño de concebir un lugar para recibir a viajeros como ellos. Con mucho respeto por el ambiente, crearon la hostería ubicada en la única localidad dentro de la Reserva Natural Península Valdés, Patrimonio Natural de la Humanidad.

Desde sus inicios aplicaron conceptos de aprovechamiento energético, incorporación de paneles solares, reutilización de las aguas, con el objetivo de minimizar el impacto que pudieran ocasionar en este destino prístino.

Debido a este concepto de política sustentable global para gestionar la hostería, salieron ganadores del primer premio en el concurso de los Hoteles más Verdes de Argentina en el año 2012. Un reconocimiento nacional sumamente merecido, que en las propias palabras de Alejandro los incentiva a seguir siendo sustentables.

Con 8 habitaciones dobles y 2 apartamentos turísticos, Del Nómade ofrece confort y servicio personalizado en un marco de armonía y simplicidad. La hostería es famosa por sus desayunos artesanalescaseros con productos orgánicos de la zona.

Sin dudas la observación de ballenas es la estrella principal del catálogo de actividades que ofrece Península Valdés. La temporada de avistaje de la ballena franca austral comienza en Junio y se extiende hasta el mes de Diciembre. Otras actividades que se desarrollan con mucho éxito en esta región de la Patagonia Argentina son: travesías en kayak, buceo con lobos marinos, avistaje de aves, pingüinos, orcas, delfines y elefantes marinos.

La mejor época para visitar Península Valdés es de Septiembre a Abril, la Eco Hostería Del Nómade, se prepara para abrir sus puertas una temporada más el próximo 15 de Agosto.

Para conocer más detalles del concepto sustentable, aprender un poco mejor acerca del destino y reservar alojamiento, no dejes de visitar el sitio web de Eco Hostería Del Nómade:

https://ecohosteria.com.ar/es/

Y tú dónde esquias este invierno..?

Si todavía no te animaste, aún no lo has intentado o eres un fanático del esquí y snowboard, aquí te compartimos nuestros consejos para visitar los mejores centros invernales dentro y fuera de la región.

Paseos en trineos tirados por perros, caminatas con raquetas, salidas en moto de nieve, patinaje sobre hielo, travesías en 4×4, ski y snowboard, son algunas de las decenas de actividades que cada invierno pueden disfrutar desde los más chicos hasta los adultos mayores. Familias y amigos son el público predilecto de esta divertida forma de aprovechar la nieve y sus virtudes.

El Centro de Deportes Invernales Valdelén, también conocido como el complejo de esquí de la cuenca carbonífera, se encuentra en Río Turbio, Argentina a tan sólo 30 km de distancia de la ciudad de Puerto Natales. Se puede llegar en auto propio (preferible 4×4 o con clavos), en bus, a dedo o poniéndose de acuerdo con amigos para compartir los vehículos, tendencia que crece mundialmente incluso entre desconocidos.

Cruzando la frontera limítrofe, en la sección denominada Sierra Dorotea Mina 1 se asienta este centro de esquí creado en la década de los 70 por el Club Andino Río Turbio, el cual es poseedor de una superficie esquiable de 100 hectáreas. Actualmente se encuentra funcionando la pista de principiantes y el medio de elevación T-Bar. Para los más chiquitos es recomendable el arriendo de trineos para disfrutar de la nieve junto a los papis. El predio cuenta con estacionamiento propio, negocio de arriendo de equipos, guardarropa, hostería, restaurant y bar. El derecho a pista al igual que el arriendo de un equipo completo de esquí o snowboard tiene un valor de AR$240 para adultos mayores de 18 años y AR$150 para menores. Cabe destacar que los habitantes de la cuenca y socios del CART tienen un considerable descuento en los precios del centro invernal. Síguelo en Facebook: Clubandino Ríoturbio

Valdelen
Valdelen: Valle de Lengas

Volviendo a nuestra región, los vecinos de la ciudad de Punta Arenas sólo deben trasladarse quince minutos hasta su complejo invernal más cercano. El Centro de Esquí Cerro Mirador, perteneciente al Club Andino de Punta Arenas,  cuenta con una privilegiada vista panorámica de la ciudad y el Estrecho de Magallanes.

Sus más de 10 pistas para los niveles principiante, intermedio y avanzado, proporcionan recreación y deporte en un ámbito seguro, además de ofrecer servicios adicionales como la escuelita de esquí, guardería infantil, equipo de competición y pista para trineos. Los valores oscilan entre los CL$13.000.- y CL$24.000.- ya sea para arriendo de equipos completos como entrada a la pista. Visite clubandino.cl

Club Andino Punta Arenas
Foto cortesía Club Andino Punta Arenas

Considerado el mejor Centro de Ski de la Argentina por la World Ski Awards de Austria, el Complejo Cerro Castor, ubicado a 26 km de la ciudad de Ushuaia en Tierra del Fuego, será sede del Congreso Mundial de Instructores. Un evento que se desarrollará del 5 al 12 de Septiembre de 2015 con entrada libre y gratuita a todo público.

El complejo cuenta con una superficie esquiable de 650 hectáreas, más de 30 pistas para los diferentes niveles de dificultad y 5 medios de elevación, incluidas las aerosillas cuádruples, teleski y magic carpet. Máquinas pisa-nieve, sistema de nieve artificial con tecnología de punta, sala de primeros auxilios con ambulancias disponibles, son algunas de las características exclusivas que marcan la excelencia y diferenciación del Cerro Castor.

Haciéndose poseedor de la temporada invernal más extensa de Sudamérica debido a las bajas y parejas temperaturas de su ubicación geográfica y la calidad de la nieve, el Cerro Castor, se consagra como la mejor opción de esquí en la Patagonia Sur.  Para más información visite cerrocastor.com

cerro_castor03_1024x768
Foto cortesía Cerro Castor

Buenos Aires: Consejos de Viaje por la Ciudad de la Furia

Buenos Aires es una de las ciudades emblemáticas de Latinoamérica y un destino turístico que todos los viajeros deberíamos visitar aunque sea una vez en la vida.

Su arquitectura fuertemente marcada por la inmigración europea, principalmente española e italiana, el estilo Art Nouveau de los clásicos edificios del siglo XX, junto con las infinitas historias que aún albergan atesorados los adoquines de las callecitas empedradas, hacen de este destino un excitante lugar para visitar y conocer al máximo.

Los Imperdibles:

Plaza de Mayo: La más antigua de Buenos Aires. Este famoso punto de encuentro del pueblo, ya sea para festivales, protestas, marchas y otros acontecimientos se encuentra situado en el microcentro porteño. A su alrededor se puede apreciar el Cabildo, la Catedral Metropolitana, la Casa Rosada y el Palacio de Gobierno.

Obelisco: Este monumento histórico fundado en el año 1936 es un ícono nacional. Ubicado en la Plaza de la República sobre la Avenida Corrientes, lo puedes observar desde diferentes ángulos dependiendo el barrio en el que estés.

Calle Florida y Lavalle: La particularidad de estas calles es que son estrictamente peatonales. Nada de vehículos, motos, ni bicicletas. Ambas albergan la combinación perfecta entre vendedores ambulantes de lo que se imagine, oficinistas apurados, turistas asombrados y empleados de casas de cambio que salen a la calle a ofrecer el mejor precio para la divisa que usted disponga.

Café Tortoni: Uno de los cafés emblemáticos de Buenos Aires ubicado a la altura 825 de la Avenida de Mayo. Lleva sirviendo esta bebida caliente a los transeúntes desde el año 1858. Por sus mesas han pasado personajes como Carlos Gardel, Juan Manuel Fangio y Jorge Luis Borges, entre los más destacados.

Puerto Madero: El ex barrio portuario ha surgido, en los últimos años, como uno de los más exclusivos y afamados. Su construcción celebra la integración de lo viejo y lo nuevo. Antiguas fábricas y frigoríficos restaurados convertidos en modernas tiendas, bares y restaurantes de todo tipo y precios. Del otro lado del Puente de la Mujer, altos rascacielos con la mejor vista del Río de La Plata, albergan en su mayoría a los nuevos ricos de la Ciudad.

Cementerio de La Recoleta: Un cementerio atestado por las lápidas y bóvedas de los ricos y famosos del país. Te aconsejo tomar un tour con un guía autorizado para empaparte de las leyendas que aún parecen seguir vivas en un lugar donde reina la muerte.

Caminito: Un clásico. Ubicado en el conocido barrio de La Boca de la Capital Federal, lo que llama la atención a simple vista son los conventillos (casonas pintadas de colores llamativos que supieron albergar centenares de inmigrantes durante el siglo pasado), además de los artistas, músicos, pintores y bailarines profesionales de Tango y Folklore que realizan shows “a la gorra” en las calles.

San Telmo: Es uno de los barrios que se encuentra próximo a La Boca en dirección norte. El principal atractivo turístico que lo diferencia de otros barrios porteños, es ser uno de los más viejos y mejor conservados de la Ciudad. Cada domingo, la Plaza Dorrego se viste de fiesta para dar lugar a la Feria de Cosas Viejas y Antigüedades, con cerca de 270 diferentes puestos y visitada por más de 20.000 turistas de todo el mundo.

Bosques de Palermo: Si te gusta caminar te recomiendo atravesar los bosques de Palermo, los lagos, el rosedal, el Planetario y llegar hasta la Costanera del Rio de La Plata (Justo enfrente del Aeroparque) desde allí se puede apreciar una de las vistas más lindas de la Ciudad y de paso puedes almorzar un choripan, morcipan o sándwich de bondiola en uno de los puestos de vendedores.

Tango Porteño: Espectáculo de altísima calidad con un despliegue escénico de músicos, bailarines y cantantes profesionales en un cine-teatro restaurado de los años 40. Además, ofrecen una esmerada propuesta gastronómica antes del show.

Tigre: Paseo obligado a tan sólo 30 minutos del Centro de la Ciudad. Se puede recorrer a pie el casco histórico de la ciudad, la Estación Fluvial, el Museo del Mate, el Museo de Arte, el Puerto de Frutos y tomar un paseo en catamarán por el Delta del Paraná.

Librería El Ateneo Grand Splendid: Considerada como la segunda librería más hermosa del mundo, El Ateneo se encuentra ubicada en el corazón del barrio de La Recoleta y es un paseo obligado para los amantes de la buena lectura y la arquitectura, debido a que se sitúa donde antiguamente funcionó el teatro Grand Splendid en los años dorados del tango.

El Zoo de la Ciudad, el Jardín Botánico y el Jardín Japonés son paseos imperdibles para toda la familia.

La Gastronomía Porteña:

De más está decir que si visitas Buenos Aires es obligatorio probar uno de los sandwiches de bondiola de los Carritos de la Costanera frente al Muelle de Pescadores, o comerte una porción de fugazzeta rellena en la pizzería El Cuartito. Si de carne se trata mi restaurant preferido para probar los diferentes cortes del vacuno argentino es La Cabrera en el barrio de Palermo. Para tomar un rico trago de autor acompañado por una tabla de sushi, te recomiendo el Gran Bar Danzón. Si estás paseando por el centro al mediodía, las papas souflé del Palacio de la Papa Frita son una leyenda con más de 50 años de trayectoria. Para probar pastas elaboradas artesanalmente o el famoso Brunch los fines de semana, nada menos que La Alacena ubicada en las intersecciones de Gascón y Honduras. Los fanáticos del helado estarán felices ya que en Buenos Aires se puede degustar este delicioso postre todos los días del año. Cadenas como Freddo, Persicco, Volta, Munchi’s y Chungo cuentan con locales distribuidos por toda la capital.

Consejos de Viaje:

Actualmente, el peso argentino se encuentra devaluado en comparación con la moneda chilena. Te recomiendo llevar dólares y pedir asesoramiento al hotel donde te hospedes o la agencia de viaje que contrataste para conocer los sitios más seguros y con la mejor tasa de cambio (Dólar Paralelo o Blue). Sin embargo, la inflación del país vecino hace que los precios en general estén excedidos.

Si bien últimamente la inseguridad es moneda corriente en las grandes ciudades de Sudamérica, Buenos Aires es considerada una de las más seguras. Las mujeres deben estar atentas a sus carteras y bolsos, así como los hombres deben llevar siempre la billetera y los documentos en la parte delantera del pantalón. Tener cuidado a la hora de tomar taxis, tratar de elegir en la mayoría de los casos, aquellos que pertenezcan a compañías de radio-taxi autorizadas. Evitar circular solo por lugares oscuros como pasajes y plazas sin presencia policial.

La mejor época para visitar Buenos Aires es en Otoño y Primavera, ya que el clima es más ameno que las húmedas temperaturas del verano y el frío del invierno. LAN Chile ofrece paquetes promocionales a Buenos Aires varias veces en el año.

21 de Mayo: Un viaje por los Fiordos Patagónicos

Tener la posibilidad de navegar por los fiordos patagónicos y llegar a los Glaciares Balmaceda & Serrano, es un privilegio que la empresa familiar Turismo 21 de Mayo pone al alcance de los turistas que visitan Puerto Natales durante todo el año.

Navegar en la Patagonia Chilena por más de 40 años, otorga a esta institución local el liderazgo en excursiones marítimas al Parque Nacional Bernardo O’Higgins, el más extenso de Chile, y Torres del Paine, la 8va maravilla del Mundo.

Su flota consta de tres embarcaciones: el Yate Motor “Alberto de Agostini”, la Motonave “21 de Mayo III” y el recientemente inaugurado Yate Motor “Joaquín Álvarez”, las cuales suman una capacidad total de 230 pasajeros. 

Paseo por el día a los Glaciares:

Partimos a las 8:00 am desde el muelle de Puerto Bories, situado a 5 km de Puerto Natales, navegando por el Fiordo Última Esperanza en dirección norte. Atravesamos la Isla Guanaco, el Fiordo Eberhard y pasamos por la Colonia de Cormoranes. La mañana se aclara alrededor de las 9:00 am, para esa hora los pasajeros ya están tomando un rico café para entrar en calor.

De camino a los Glaciares divisamos a lo lejos la Estancia Turística Perales, donde volveremos más tarde a almorzar un típico Cordero Magallánico y otras especialidades características de la zona.

Paramos en el Acantilado de Cóndores donde se pueden observar estas aves que llegan a medir hasta 3 metros de magnitud, junto con las cascadas que vienen recorriendo ríos y arroyos desde la Cordillera Chacabuco. En un día de suerte notaremos la presencia de lobos marinos que albergan en estas aguas australes y toninas juguetonas saltando entre las olas. 

Continuamos nuestra travesía en dirección al Glaciar Balmaceda, una vez que estemos frente al mismo, desde la embarcación, tomaremos unos minutos para fotografiar este espectáculo de la naturaleza.

El Glaciar Balmaceda se encuentra ubicado en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins, con su altura de 2035 m.s.n.m. deleita a visitantes de diferentes nacionalidades que cada año visitan este destino turístico en pleno auge mundial.

Alrededor de las 11:00 am llegamos a Puerto Toro donde desembarcamos para realizar una caminata de 1.000 metros a través de un sendero cubierto de vegetación autóctona, rodeando el lago atestado por cientos de témpanos que se desprenden de los hielos milenarios hasta llegar al mirador del Glaciar Serrano.

De regreso a la embarcación, nos despedimos de esta imponente maravilla natural para continuar con destino a la Estancia Turística Perales a almorzar.

Arribamos a la estancia siendo las 14:00 Hs. allí nos espera la mesa servida con pan, pebre, bebidas, vino, cerveza, sopa de verduras, ensaladas, parrillada de vacuno, cordero, pollo y chorizos, además del postre. Todo casero, preparado en el momento e incluído en el precio de la excursión.

Luego de un sabroso almuerzo regresamos a la lancha para retornar a Puerto Natales, nos espera un viaje de aproximadamente 1 hora y media navegando por las gélidas aguas del Fiordo Última Esperanza en la Patagonia Chilena. 

Llegamos de regreso a Puerto Bories a las 17:30 Hs. Los pasajeros son trasladados en el bus de la empresa hasta Puerto Natales y sus respectivos hoteles.

Contacto y Precios:

Turismo 21 de Mayo

Eberhard 560, Puerto Natales, Patagonia, Chile

+56 61 2614420

www.turismo21demayo.cl

Precio por persona CLP $72.000 (Incluye transporte ida y vuelta, navegación, snack, whisky, almuerzo con bebidas/vino y entrada al Parque Nacional Bernardo O’Higgins)

Galería

Sabías que…?

En este post, compartimos una serie de imágenes con breves frases para tomar consciencia sobre las consecuencias de nuestras acciones.

¿Qué opinas?

 

En Velero por el Mundo: De Austria a Puerto Williams

Si alguna vez soñaste con recorrer mares y océanos, viajar por países y dar la vuelta al mundo en un barco con la persona amada, pues seguro esta nota te interesará…

Beate Loecker (27) y Daniel Holleis (31) son una pareja de austriacos que viajan por el mundo en su barco a vela hace más de 6 años.

Todo comenzó cuando el padre de Daniel le regaló su velero para una Navidad, desde entonces Daniel ha atravesado el Océano Atlántico como quien va de compras al supermercado.

Luego de un tiempo especializándose y conociendo todo lo que debía saber acerca de la embarcación, decidió invitar a Beate, su novia, a unirse a esta aventura.

Ambos crecieron en pueblos cercanos, rodeados de naturaleza, montañas y mucha nieve. Ella estudió diseño y él es ingeniero eléctrico. Sin embargo, olvidaron la vida en la tierra y se embarcaron con un rumbo fijo…Viajar!

En estos años han recorrido diferentes países, ciudades, islas y mantienen un recuerdo feliz de cada lugar que visitaron, rescatando la calidad humana de quienes los acogieron en sus paradas.

Una breve mención de su itinerario: Portugal, España, Islas Canarias, Cabo Verde, El Caribe, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile.

Así fue que llegaron a Puerto Natales y nos acompañaron por algunos meses, en los cuales aprendimos a conocer más de cerca otra forma de vida.

Hace algunos días atrás se despidieron con destino a Puerto Williams, su objetivo es trabajar durante la temporada de turismo, llevando pasajeros a recorrer los maravillosos fiordos patagónicos.

Por lo que si estás allí o visitas Puerto Williams no dejes de dar una vuelta por el muelle, tal vez tengas la oportunidad de conocer a estos interesantes trotamundos.

Café und Kuchen vorm Gletscher romanche

Puerto Natales: La Verdadera Patagonia

Al sur del mundo que conocemos, se encuentra emplazado un destino turístico en pleno auge a nivel mundial: Puerto Natales, perteneciente a la Provincia de Última Esperanza, XII Región de Magallanes y de la Antártida Chilena.

Con aproximadamente 20.000 habitantes estables y casi 300.000 visitantes anuales que viajan principalmente entre los meses de Septiembre a Mayo, cuando el clima es más ameno, Puerto Natales, se erige como la opción patagónica por excelencia del turismo chileno actual.

En su mayoría es visitada por turistas extranjeros: americanos, canadienses, australianos y europeos, quienes sin falta incluyen este destino en su itinerario de viaje. Aunque es válido destacar que cada vez más chilenos y latinoamericanos se atreven a enfrentar los vientos del sur.

Puerto Natales se encuentra situado a orillas del canal Señoret, formando parte del Seno Última Esperanza, punto de partida de diversas excursiones marítimas por los fiordos patagónicos. Además, es considerado la puerta de entrada al famoso Parque Nacional Torres del Paine, ubicado a tan sólo 154 km de esta localidad.

Lo que hay que ver

Paseos embarcados por el día a los glaciares Balmaceda y Serrano, ubicados dentro del Parque Nacional Bernardo O’Higgins, a tan sólo 2 hrs de navegación a través del Fiordo Última Esperanza, divisando especies de aves nativas, colonias de cormoranes y lobos marinos.

Visita a la Cueva del Milodón: un clásico paseo para toda la familia por el interior de cavernas donde se encontraron vestigios de los primeros pobladores humanos de estas tierras australes, además de fauna extinta como el milodón y el tigre diente de sable. Cuenta con un centro interpretativo,  información turística y tienda de recuerdos.

Recorridos a caballo por el cerro Dorotea, Puerto Consuelo o Laguna Sofía, diferentes parajes situados a pocos kilómetros del centro de la ciudad. Todas las opciones ofrecen una imponente vista panorámica, caballos criollos para jinetes con o sin experiencia y la compañía de guías baqueanos experimentados.

Caminatas y paseos en bicicleta conociendo la cultura típica de la ciudad: la primera Iglesia, la costanera, el muelle de pesca artesanal, la Plaza de Armas, el Museo Histórico Municipal y el Museo Frigorífico de Puerto Bories. Imposible irse sin probar algunas de las especialidades gastronómicas de la zona: el cordero magallánico, el guanaco, el erizo de mar, la centolla y el salmón, encabezan la lista.

Para los más experimentados, existe también la posibilidad de realizar excursiones de kayak en el fiordo Eberhard y pesca con mosca en el río Serrano.

363

Parque Nacional Torres del Paine

Esta majestuosa área protegida ubicada a poco más de una hora de la ciudad de Puerto Natales, declarada en el año 1978 Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco y elegida recientemente como la 8va maravilla del mundo según el portal de viajes Virtualtourist.com, es sin dudas uno de los parques nacionales más importantes del territorio chileno y gran acogedor de especies animales en peligro de extinción, como el cóndor andino, el puma y el huemul, entre los más amenazados.

Saliendo de Natales con dirección norte, existen dos caminos para llegar al parque nacional. El primero, tomando la ruta 9, un camino pavimentado que recorre las principales estancias ovinas de la zona y atraviesa la Villa “Cerro Castillo”, un pequeño poblado rural, a pocos km del Paine.

El segundo acceso, la ruta Y-290, comúnmente denominado Camino Nuevo, que actualmente está siendo mejorado y se prevé que estará listo el próximo mes de Julio.

Existen tres entradas o porterías, Laguna Amarga, Lago Sarmiento y Río Serrano, en donde se pueden abonar las entradas, solicitar información y acceder al centro de interpretación del parque.

Una vez en el interior del mismo, los majestuosos Cuernos del Paine, con una altura de entre 2.200 y 2.600 msnm; el Salto Grande, una cascada de 65 metros de elevación que llega desde el río Paine; el Glaciar Grey, en el cual se puede realizar una navegación entre témpanos de hielos milenarios y las mundialmente reconocidas Torres del Paine, invitan a adentrarse en sus senderos y perderse en la naturaleza salvaje de este mágico lugar de la verdadera Patagonia Chilena.

Si bien el parque nacional Torres del Paine tiene una superficie aproximada de 242.000 hectáreas, se puede visitar sus principales miradores en un solo día gracias a las agencias locales de turismo que cuentan con tours de día completo según el tiempo disponible del turista.

351

Para los amantes de la aventura y del deporte, existen tres excursiones imperdibles, en contacto directo con la naturaleza:

El Sendero a la Base de las Torres: una excursión de día entero, al cual se llega luego de una caminata de aproximadamente 3 horas por un bosque nativo de lengas, recorriendo el Valle del río Ascensio, hasta llegar al imponente mirador de las torres con una altura de 900 msnm.

El Circuito de la “W”: una caminata de 4 días, uniendo los principales atractivos del parque, el mirador Base de las Torres, el Valle del Francés y el Glaciar Grey.

El Circuito de la “O”: sin dudas el más exigente dentro del abanico de opciones que ofrece este parque nacional. La cantidad de días que se necesitan para realizar el recorrido ronda los diez, aunque hay quienes aseguran que con una semana alcanza y sobra, todo depende del cambiante clima patagónico. Lo notable del paseo es la posibilidad de rodear el parque visitando sus puntos de interés y teniendo el privilegio de divisar el Campo de Hielo Sur.

Torres del Paine II

Lo que hay que usar

En estos confines australes es muy común que en un mismo día se presencien las cuatro estaciones del año, por lo que siempre se recomienda vestir “como una cebolla”, es decir con diferentes capas de ropa.

Chaqueta impermeable, calzado de trekking, protector solar, guantes, gorros y gafas son indispensables.

Para las mujeres que quieran lucir deportivas y a la moda, nada mejor que agregar a su equipo unas coloridas polainas de lana.

Mis días en el Proyecto de Conservación: Parte IV

La tarde cae de a poco y los rosados se alejan para dar paso a los azules oscuros que presagian la noche estrellada que se avecina. La marea avanza dejando sólo el rastro efímero de la blanca espuma sobre la orilla. La tarde me tira un beso de despedida al mismo tiempo que la luna sonriente me saluda con un guiño de ojos. La noche ha entrado en escena.

Hoy fue el día en que caminé por los senderos ocultos jungla adentro, guiada por los pasos de los que ya han transitando ese camino con el mismo rumbo. Entre palmeras, árboles milenarios y tierra colorada, salté piedras, crucé varias veces el arroyo y finalmente llegué a conocer la famosa cascada de Montezuma. Un imponente salto de agua de más de diez metros se presentó ante a mí y me siento agradecida por haber contemplado tanta belleza natural en su estado más puro.

Cascada de Montezuma

La noche de ayer será otra aventura para recordar. A eso de las 6 de la tarde comenzó el aguacero que seguido de relámpagos, rayos y truenos, se convirtió rápidamente en la tormenta más fuerte de mi mes viviendo en Costa Rica.

Mi horario de trabajo en el vivero era de 12 de la noche a 6 de la mañana. Desperté pasadas las 23:30 hs. exaltada por el ruido de la lluvia cayendo bruscamente contra el techo de chapa de la casa.

Me asomé al porche y noté que el agua ya había entrado por entremedio de los agujeros de las rejas, mojando los pocos papeles de diario que pretendían cubrir las baldosas amarillas de la entrada. Intenté prender la luz, pero fue en vano, pues había estado cortada desde las primeras horas de la tarde.

Mi compañero de turno, Jacob, estaba listo para partir, así que me cambié y salimos protegidos por un paraguas que poco nos cubría a ambos. Al dar unos pasos para ingresar al camino que nos llevaría al vivero, advertimos que el pequeño arroyo que pasa junto a la casa había crecido convirtiéndose en algo parecido a un caudaloso río con una fuerte corriente que desembocaba en el mar.

Sin dudarlo, desistimos de tomar ese camino y acordamos esperar un poco a que parara la lluvia. El problema era que Karen y Matt habían estado trabajando en el turno anterior, por lo que estaban esperando en el vivero que los fuéramos a reemplazar.

Fue así que ambos decidimos regresar al camino e intentarlo una vez más. Lamentablemente no fue posible atravesarlo, así que junto a las coordinadoras, María y Marina, emprendimos la caminata hacia la playa para intentar pasar por allí.

Las luces de las calles permanecían cortadas, así que nos lográbamos alumbrar apenas con nuestras linternas. Luego de dos cuadras llegamos a la playa donde el panorama no se veía mucho mejor. La marea estaba subiendo con prisa, por lo que nuestras decisiones debían ser apresuradas.

Seguimos caminando entre las rocas, empapados por la lluvia y el viento, hasta que llegamos a la desembocadura del arroyo en cuestión. El cauce que se había formado era inmenso, por lo que acordamos cruzarlo tomados de las manos. La primera que se atrevió fue María, seguida por mí que avanzaba lentamente dando cuidadosos pasos, un poco más atrás venían Marina y Jacob.

Llegamos al otro lado todos a salvo y rápidamente comenzamos a caminar en dirección al vivero. Allí esperaban impacientes nuestros compañeros, quienes pensaron que no serían relevados en toda la noche.

Ellos también contaron que sufrieron muy de cerca el temporal, ya que las olas eran gigantes y rompían a pocos metros de la entrada del vivero. Además de que la lluvia había terminado de mojar el poco espacio que quedaba seco.

La noche fue más larga que de costumbre, la lluvia persistió hasta por lo menos el amanecer y no tuvimos oportunidad de ver ninguna tortuga que compensara tanto esfuerzo.

Volviendo a la casa por la mañana, pude observar los rastros de lo que fue una noche que de seguro no olvidaré por un buen tiempo.

Árboles caídos, troncos de madera quebrados, cocos y hojas desparramados por doquier y el mar que aún conserva el color marrón de su mezcla con el agua del río, fueron el escenario de esa mañana.

Playa Montezuma

El domingo visitamos junto con Gill, Karen y Leslie la Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco. En nuestro paseo por entremedio de especies arbóreas que permanecen en el lugar hace miles de años, tuvimos la oportunidad de observar monos cariblancos, pizotes, pelícanos y hasta una serpiente venenosa típica de esta región llamada cascabel.

Luego de una exigente caminata de aproximadamente 2 hs. finalmente llegamos a la paradisíaca playa que nos habían prometido. Las arenas eran más finas que las de Montezuma. El Océano Pacífico en su punto más al sur de la Península de Nicoya, nos refrescó con sus aguas cálidas y cristalinas.

Recorrer un área protegida, requiere aceptar ciertas normas que los turistas se comprometen a cumplir, con el objetivo de que el impacto ambiental de las visitas afecte mínimamente el espacio que se pretende conservar.

Me pongo a pensar que los seres humanos en nuestro paso por el Planeta Tierra, deberíamos actuar de la misma forma que al visitar un área protegida: disfrutar de la majestuosidad de los atractivos naturales, sin provocar ningún tipo de degradación ambiental, teniendo en cuenta que los próximos visitantes tengan la misma oportunidad de conocer el sitio tal cual es.

Sé que es una utopía, ya que en los últimos años de historia de la humanidad hemos destruido en proporciones irreversibles los ecosistemas que han sustentado la vida en el Planeta Tierra desde sus inicios.

Sin embargo, es mi objetivo, trabajar desde la comunicación y concientización para dar a conocer la otra cara de la realidad. Personas dispuestas, creativas y proactivas con una misión de conservación aferrada a su pensar y accionar cotidiano.

Para todos ellos y los que de a poco se comenzarán a sumar, dedico estos textos con el afán de que entre todos, trabajando conjuntamente, modifiquemos nuestras conductas, nuestros hábitos más dañinos con el ambiente y en definitiva contra nosotros mismos y forjemos una vuelta a las RAÍCES.

Mis días en el Proyecto de Conservación: Parte III

Hoy se cumplen mis dos semanas en Playa Montezuma y como una pequeña reflexión podría decir que más allá de las acciones que ya estén siendo implementadas en el proyecto al que uno fue designado, las tareas de un voluntario son muchas más de las que habitualmente uno se imagina:

Colaborar con nuevas iniciativas y propuestas a implementar en la comunidad local; empaparse de la cultura característica del lugar; mejorar las habilidades de comunicación e interacción social y principalmente estar abierto a vivir una experiencia enriquecedora e inolvidable son algunos de los objetivos de un voluntario comprometido con la causa.

La alegría de saber que he sido parte de un fin común y beneficioso para el ambiente y la conservación del mismo, es una de las satisfacciones más importantes que he vivido en mi carrera profesional y espero poder transmitir esta experiencia que me llena de orgullo de la mejor forma posible, tratando de ser ejemplo de sensibilización para mis allegados y personas que me cruce en el camino de la sostenibilidad.

Esta mañana fuimos junto con Marina al hotel de Ori, la responsable de la planta de reciclaje de la comunidad. Mientras esperábamos que llegara, tuvimos el privilegio de sentarnos en el living semi cubierto con vista al mar de este acogedor y fresco hotel llamado Amor de Mar. Algunos detalles que vale la pena destacar son las esculturas talladas en madera, la decoración precisa, las plantas naturales y el inmenso jardín con hamacas y largos bancos que invitan a la relajación total.

Ori se alegró mucho de vernos, ya que últimamente están recibiendo pocos voluntarios que colaboren con su proyecto.

Así fue que nos llevó hasta el centro de acopio situado en Las Delicias de Cóbano, aproximadamente a unos 3 km de Montezuma. Allí nos esperaba Macho, un maduro tico que cada mañana recoge en su vieja camioneta roja, las bolsas de botellas plásticas, latas y vidrios de los hoteles del pueblo y las traslada hacia el centro donde la mayoría de los días trabaja sin compañía.

Centro de Acopio de Montezuma

Nuestra visita lo sorprendió y alivianó un poco el trabajo. Enseguida vinieron los chistes de fútbol (éramos una argentina y una española) y así de a poquito entre bromas y conversación, llenamos 5 bolsas de plásticos de botellas de agua y gaseosas, que en un par de días cuando esté completa la cantidad necesaria de bolsas, serán retiradas por un camión que las llevará a la planta de reciclaje de San José.

Llegó la hora del almuerzo y Macho nos llevó de regreso al pueblo. En el camino nos contó que el dinero que se gana, realmente poco por tanto trabajo, está siendo ahorrado para comprar la máquina que aplasta las botellas, así se deja de hacer ese trabajo manualmente.

También nos mostró donde vacaciona Mel Gibson y la mansión de uno de los dueños de Disney o algo así. Parece que Montezuma y sus alrededores son algunos de los destinos favoritos de los famosos. Ojalá ellos colaboraran un poco más en las iniciativas ambientales del pueblo.

Al cabo de unos minutos nos despedimos de Macho hasta el jueves y llegamos ansiosas de nuevo a la casa a contarles a todos nuestra experiencia.

Por la tarde trabajé en el vivero algunas horas y también ayudé a patrullar la playa. Supuestamente tendría que haber salido la baula, ya que se cumplía el día 9 desde la primera anidación, pero esa noche no llegó.

Si bien era de noche, parecía pleno día. Había pescadores, familias bañándose en el mar, jóvenes haciendo fogatas, autos que conducen sin permiso por la playa y como de costumbre los hoteles que tienen dos personas cenando en el restaurant y dejan veinte luces prendidas (¡Las conté!).

La contaminación lumínica es uno de los problemas ambientales más importantes en las playas con alta afluencia de turistas.

Mientras caminábamos, tratamos de advertir a las personas que encontramos sobre esta situación. Muchos se interesaron y enseguida apagaron sus luces blancas de linternas o simplemente las cambiaron a rojas, que es menos dañina.

Otros hicieron caso omiso, curiosamente estos últimos en su mayoría fueron los propios pobladores locales.

Sin embargo, no es su entera culpa, ya que la falta de sensibilización y concientización de la comunidad de Montezuma es algo frecuente en los destinos turísticos que no se encuentran debidamente gestionados por parte del gobierno y es otra tarea más de ASVO como organización no gubernamental situada en esta región colaborar con ese fin.

Unos ricos pancakes con trocitos de banana y una taza de café me han despabilado por completo en mi 3° día de julio en Costa Rica.

Mientras esperaba que el área se despeje un poco para comenzar a limpiar la casa, terminé de preparar los carteles informativos para saber donde corresponde tirar cada desperdicio del hogar.

Tenemos diferentes botes de basura para botellas plásticas y envases, desechos orgánicos y otros remanentes generales como papeles y cartones.

Es más fácil si el cartel está visible pegado junto a cada bote de basura, ya que muchas veces por más adultos que seamos y del lugar donde provengamos, terminamos tirando todo junto con tal de no preguntar.

Esas pequeñas y simples acciones cotidianas son las que marcan la gran diferencia que puede pasar de una idea, a concretar la acción y convertirse en hábito.

Comenzar a preguntarnos de dónde viene lo que compramos, por qué es necesario utilizar tantos envoltorios, cantidades industriales de bolsas plásticas para acarrear cada mínima cosa que adquirimos o, por ejemplo, a dónde va a parar lo que tiramos. Son algunas de las cuestiones básicas para empezar a conocer otra realidad, que existe, está latente, pero muchas veces no queremos reconocer.

Los recursos naturales son agotables y es el deber de cada persona que habita en este planeta, comenzando por uno mismo, comprometerse a ser un consumidor responsable, capaz de reducir, reutilizar y reciclar cada uno de los elementos que llegan a su vida.

REDUCIR: Es consumir con responsabilidad, sin dejarnos llevar por la moda o la publicidad. Es tomar conciencia si realmente necesitamos todo lo que compramos.

REUTILIZAR: Es la acción de volver a usar. Es reasignar un valor a la cosa, proveer de sentido al objeto para un nuevo fin. Es decidir no descartar, sino pensar creativamente en que se podría convertir, antes de la decisión final de reciclar.

RECICLAR: Es transformar. Es resucitar la materia del cuerpo. Es conceder la inmortalidad, ya que el ciclo termina y vuelve a comenzar. 

Botes de Separación de desechos en la Escuela de Montezuma

Mi día preferido de la semana, llegó el jueves y por la mañana fuimos nuevamente al centro de acopio. Macho nos pasó a buscar mientras hacía su recorrido diario por los hoteles.

Una pila de botellas plásticas, latas y tetrabrik nos estaban esperando. De a poco comenzamos a aplastar los envases y separarlos por color tal como habíamos aprendido el martes.

A la hora llegó a visitarnos Romano, un pionero de la zona que trabaja para la cámara de turismo de Montezuma y en otros proyectos relacionados con los acueductos del lugar. Él es el dueño del terreno donde se encuentra el centro de acopio y a través de sus acciones vela por la seguridad y confort de los vecinos, turistas y voluntarios que visitan esos parajes.

Amablemente se ofreció a llevarnos a conocer su casa, una finca ubicada a pocos km de Montezuma, en la zona de Delicias. Desde allí se aprecia otro paisaje: ganado, arroceras, llanura, campo y una brisa constante permite disfrutar la cercanía a la playa viviendo en un ambiente rural.

Para la hora del almuerzo ya estábamos de nuevo en la casa, donde para nuestra sorpresa nos esperaba una fresca ensalada de vegetales y jugo de mango natural listos para saciar el hambre y sed.

Macho y yo en el Centro de Acopio

Tener la posibilidad de contemplar una noche estrellada, la luna casi posando sobre las palmeras y el amanecer desplegando toda su magia al despertar, es un privilegio sin comparación alguna.

Al presenciar este espectáculo que la naturaleza nos regala diariamente sin pedir nada a cambio, comienzo el día llena de energía, lista para ayudar en lo que más pueda a esta hermosa comunidad balnearia que tanto tiene por conservar, mejorar y brindar al turismo interno como extranjero.

Esta tarde limpiaremos la playa y seré la encargada de dividir los equipos de trabajo para que todos pasemos un momento agradable y en armonía con el ambiente.

Algunas pautas a tener en cuenta cuando realizamos una limpieza de playas:

-Determinar la zona de playa dispuesta a abarcar en nuestra limpieza.

-Dividir los equipos de trabajo.

-Fijar un tiempo estimado de duración de la limpieza.

-Ejemplificar los desechos a recoger: botellas, vidrio, aluminio, plásticos, materiales de goma, juguetes, ruedas, partes de auto, caños, carteles, etc.

-Proveer materiales: guantes y bolsas resistentes.

-Documentar el desarrollo y finalización de la actividad.

-Medir el resultado obtenido.

-Gestionar el depósito de los desechos en el basurero de la comunidad.

La actividad fue todo un éxito, llenamos 4 bolsas grandes y sin dudas aportamos nuestro granito de arena que quedará registrado para el Programa Bandera Azul Ecológica que se está intentando conseguir para la comunidad.

Voluntarias de ASVO en una limpieza de playas

Mi Pequeña Huella Sustentable: Un Viaje Voluntario

Comenzar a planear un viaje puede llevarnos considerable tiempo, incluso años.

Ese fue mi caso.

Conocí la importancia de Costa Rica para el Ecoturismo mundial cuando todavía estaba en la universidad. Leíamos mucho sobre las políticas de protección de la diversidad de especies y la cantidad de territorio que se encuentra debidamente conservado dentro de numerosos parques nacionales y áreas protegidas de ese pequeño país.

En una clase de turismo y ecología descubrí una organización que recibe estudiantes extranjeros para que colaboren con tareas asociadas a la conservación de especies animales en peligro de extinción, mantenimiento de senderos, tareas de educación ambiental y apoyo a la comunidad, entre otras actividades. Así fue que comenzó mi interés en querer participar en un programa de voluntariado internacional.

Para mí, viajar implica un intercambio; un descubrimiento interior; un dejar de ser uno mismo, para ser uno con algo nuevo más; es el comienzo y el fin; el aprendizaje constante y es todo esto y tanto más que no podría terminar de narrar.

Al cabo de un tiempo y con mis vuelos comprados, comenzó la larga espera, hasta que por fin llegó el día de mi viaje.

Costa Rica es un país turístico por naturaleza, en el cual reina la sonrisa genuina y los buenos modales son moneda corriente donde quiera que vallas. Ya en el avión, conexión desde Panamá, se comienza a percibir lo que vendrá…mucho calor, sabores intensos, servicio personalizado y seguridad, son algunas de las ventajas comparativas que posee este país con respecto a otros destinos del Caribe.

En Costa Rica reciben al turista de una forma verdaderamente profesional, lo que provoca que las personas lo recomienden e incluso ansíen volver. Es que los ticos y ticas, como se llaman a sí mismos los costarricenses, están más que dispuestos a ayudar, aconsejar y guiar. Ya sea a partir de su actitud positiva y solidaria, como por medio de sus expresiones típicas, en las cuales proliferan palabras de cortesía innata, por ejemplo “con mucho gusto” o el clásico “pura vida” utilizado básicamente para acompañar cualquier frase.

Será por la condición anfitriona de los ticos, por la inmensa biodiversidad de su pequeño país o simplemente por ser parte del Caribe y su magia, que Costa Rica recibe cada año aproximadamente 2 millones de turistas extranjeros que aportan a la principal fuente de divisas económicas del país, además de un sin fin de beneficios indirectos.

Seguramente la respuesta correcta se encuentra en la combinación de todos estos factores que hacen que este maravilloso país sea uno de los destinos turísticos más elegidos a nivel mundial.

A través de los siguientes posts, trataré de expresar a través de mi visión personal, mis días como Voluntaria del Proyecto de Conservación de Tortugas Marinas en Playa Montezuma, Puntarenas, Costa Rica, el cual realicé durante el mes de junio y julio del año 2013, por medio de la Asociación de Voluntarios para el Servicio en Áreas Protegidas (ASVO) http://www.asvocr.org/

Momentos de introspección y reflexión fueron cotidianos por aquellos días. Paciencia y tolerancia han sido algunas de las cualidades que cultivé. El haber cumplido otra de mis metas, siendo una parte ínfima, pero vital en el camino de la conservación de la biodiversidad, no me ha dejado dudas para donde quiero que se enfoque mi carrera de ahora en adelante.

Compartir mi experiencia ansío que plante en ustedes la semilla del interrogante sobre cómo poder ayudar, sea cual sea nuestra posición, lo importante es comenzar.

Mi aprendizaje personal el cual pretendo compartir y divulgar es que desde nuestra pequeñez, juntos podemos crear inmensidad…

Image

Experiencia Bungee Jumping

Para ser sincera sólo una vez había visto por televisión en qué consiste el “Bungee Jumping” o “Puentismo”, además de que un amigo me lo había recomendado en varias ocasiones, pero realmente nunca pensé que sería capaz de hacerlo hasta ese día.

Mientras esperaba que el director del voluntariado me atendiera en su oficina para ultimar los detalles del proyecto, comencé a hojear las publicidades que había en la recepción. Ahí lo vi, respiré profundo y tomé el folleto para llamar al número indicado.

Entre mis pensamientos dudaba que me pudiera atrever, pregunté varias veces cómo funcionaba, inconscientemente buscando una excusa que me hiciera cambiar de parecer, pero fue tan sencillo y organizado que lo contraté en ese instante.

Así fue que me pasaron a buscar a la hora marcada y luego de 30 minutos de viaje hacia las afueras de San José, llegamos a un lugar llamado Naranjo. Desde una pequeña distancia se observaba un espectacular cañón selvático atravesado por un viejo puente de maderas y hierros. Justo en el medio, la cabina de Tropical Bungee.

Allí esperaban los guías Willie & Jairo, súper experimentados y simpáticos se tomaron unos minutos para explicar el equipo de seguridad y back up que poseen al ser la primera compañía en Latinoamérica certificada por la North American Bungee Asociation (NABA).

1

Había llegado el momento de la verdad, estaba completamente nerviosa, mojada por la lluvia y con ganas de que todo terminara rápido. ¿Qué estaba pensando al querer hacer algo así? Me dije a mi misma. No importa, ya estoy a unos pocos pasos de la cornisa, con el equipo preparado, la cámara encendida y el guía Willie comenzando la cuenta regresiva. Mis deditos de los pies se acercaron al borde y al grito de Pura Vida me dejé llevar, caer, volar…

Los miles de pensamientos que invadieron mi mente en esos poquísimos segundos se resumen en:

¡Aaahhh!

¡Guauuuuuu!

¡¡Estoy en el aire!!

¡¡¡Qué sensación increíble!!!

¡¡¡¡Tengo que animarme a abrir los ojos y debo mantener estirados mis brazos!!!!

A los segundos casi sin darme cuenta, bajó la soga que me levantaría, la enganché como pude a mis soportes y al instante me iba acomodando lentamente hasta quedar sentada mientras me subían despacio, contemplando el río, la selva, la lluvia, la pura vida.

2

Al cabo de unos instantes llegaba nuevamente al puente sana y salva, empapada, con el cuerpo aún temblando, la sonrisa en el rostro y la certeza de que queda un desafío menos en mi lista.

¡Que lo disfruten y se atrevan a probarlo alguna vez!

Enlace al video del salto:

http://www.youtube.com/watch?v=9D4nAnGPG7c&feature=youtu.be

10 Consejos para Ecoturistas y Viajeros Voluntarios

1) ¡VIAJA LIVIANO!

Creernos y sentirnos libres es una de las sensaciones más buscadas al emprender un viaje.  Cargar con poco equipaje nos otorga mejor movilidad y menos preocupaciones.

2) UTILIZA MEDIOS DE TRANSPORTE ALTERNATIVOS

Preferir los autobuses, trenes y shuttle compartidos a los costosos taxis nos permite ahorrar dinero y participar con los locales en su forma habitual de trasladarse. Siempre que puedas camina, anda en bicicleta y haz paseos a caballo.

98311

3) INVESTIGA SOBRE TU HOSPEDAJE:     

Conocer si los dueños son locales o extranjeros, las prácticas ambientales que realizan y cómo tratan a su personal, son algunas de las consideraciones a tener en cuenta para saber si nuestro dinero realmente va a ayudar a la comunidad del lugar.

4) PRUEBA LA GASTRONOMÍA LOCAL:

Ten la oportunidad de probar comidas y bebidas típicas del lugar. Elige los pequeños restaurantes, la cocina casera, orgánica y los productos de estación.

59

5) ELIGE COMPRAR ARTESANÍAS:

Si vas a llevar souvenirs, nada mejor que los hechos a mano por artesanos locales y con materiales autóctonos. Visita ferias y comercios atendidos por sus dueños. Recuerda llevar tu bolsa de tela reutilizable.

6) REALIZA ACTIVIDADES DE ESCASO IMPACTO AMBIENTAL:

Disfrutar responsablemente de la naturaleza y los atractivos turísticos que nos ofrece el destino es nuestro deber como viajeros conscientes. Trekking, Biking, Kayaking, Bird Watching, Horseback Ridings, actividades deportivas y visitas a parques nacionales son algunas de las tantas opciones a elegir.

1

16

7) FOMENTA EL INTERCAMBIO DE CULTURAS Y SABERES:

Respetar las diferentes tradiciones e interesarse en la cultura local es una actividad clave para un ecoturista abierto a los nuevos descubrimientos. Charla con los pobladores y comparte las propias costumbres de tu lugar.

8) APRENDE UN NUEVO IDIOMA:

Viajar nos brinda innumerables beneficios y en muchos casos la posibilidad de aprender otro idioma diferente al de tu lugar.  Deja a un lado la vergüenza y practica lo que más puedas. Si estas viajando por destinos con los que compartes tu misma lengua, siempre es curioso aprender nuevas palabras y expresiones.

9) COMPARTE TU EXPERIENCIA:

Enseñarle a los demás nuestro aprendizaje nos hace dar cuenta del crecimiento personal y la madurez que adquirimos. Mostrar fotos es sencillo por estos días. La próxima vez que viajes esmérate en llevar un diario, escribir cartas y enviar postales. Tu familia y amigos te lo agradecerán mucho más.

10) DISFRUTA TU VIAJE:

Vivenciar un viaje es siempre una experiencia positiva y enriquecedora. Atesora cada momento en tus recuerdos, capta cada paisaje en el álbum de tu memoria. Agradece, medita y reflexiona. Marca la diferencia, involúcrate y sé más que un simple testigo…

12